Si estás pasando por alguna dificultad, reza diariamente una oración al Espíritu Santo, que será para tí, luz, fuego, brisa, según la ocasión.

"Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores, adorarán al Padre en Espíritu y en Verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu y los que le adoran, en Espíritu y en Verdad es necesario que adoren." (Jn. 4.23-24)

sábado, 30 de mayo de 2009

Oraciones poderosas al Espíritu Santo

Oración poderosa al Espíritu Santo
de confianza y socorro en momentos difíciles


Dios Padre Misericordioso, Dios Padre de Amor, Padre de los cielos y de la tierra, Dios del Universo que dominas todo y ves todo y alcanzas todo, te alabo, te doy gracias y clamo a Tí en este momento particular que me toca vivir.

Gracias por escucharme. Yo sé que tú permites ciertas cosas siempre por alguna razón, nada es casual para tí, pero soy débil y te elevo esta súplica a las entrañas de tu Misericordia. Sabes que esto es muy dificil para mí, pero he aprendido a lo largo de estos años que es tu manera de enseñarme y de acercarme a tí. Siente mi corazón que tu deseas que cada día rece más, especialmente el Rosario y que confíe en tí en toda circunstancia para saberme dependiente de tí en todo, porque tuyo es el poder y la fuerza, tuyas son todas las cosas, que dispones para el bien de los que tú amas.

Hoy, hoy Señor sabes lo que me está ocurriendo. Sé que tu mano está lista para la ayuda y el sostén y que tú sabes todo, absolutamente todo, pero soy frágil, temeroso y no termino de abandonarme a Vos, no puedo pasar esa prueba de dejar todo en tus manos para que tú dispongas lo mejor. Señor de los cielos, te alabo y te digo que creo en vos en todo momento; me hiciste ver que estás en todos los avatares de nuestra vida y que nada puede derrotarnos, porque lo que tú permites, es para que sepamos verdaderamente que la única arma que disponemos es la oración y la confianza.

Mi corazón siente la ternura de tus palabras: No temas, me dices, no mires con desconfianza, pon todo lo que te pasa en mí, porque te he escogido y aunque pases por oscuras quebradas no te alcanzará ningún mal. He leído muchos salmos y tú sabes que en casi todos está el clamor de los hombres en sus sufrimientos y penas, mirando hacia el cielo y diciéndote: Señor ¡protégenos! mira nuestras angustias, libéranos del mal que nos asecha por doquier y por todos lados, que venga tu misericordia y nos libere de todo mal y pesar. Es así Señor, porque eres el Dios de la bondad y de la compasión, eres el Dios amable, misericordioso, que no permites que nada suceda a tus hijos predilectos. Te digo desde el fondo de mi corazón: Señor creo en Tí, Señor confío en Tí, Señor te alabo con todas mis fuerzas, Señor tú eres el Santo, el Todopoderoso, el soberano Dios de los cielos y de la tierra, creo en Tí Señor, te digo: creo en tí hoy y siempre a pesar del dolor y de la prueba, que me persuaden en muchas ocasiones, a la duda, a la soledad y a apartarme del camino de la fe y de la esperanza.

Reconozco que en algunas ocasiones me siento vulnerable, quizás desesperanzado, especialmente por la desconfianza que me domina a veces, pero he visto que tu Amor es siempre fiel y nadie, absolutamente nadie, puede superar tu generosidad y tu respuesta en el tiempo difícil. Mi corazón se cautiva ante Tí y te expresa con ternura la palabra gratitud, porque en toda situación, sabes que te miro y que estás ahí, que estás permanentemente ahí, que todo es tuyo porque eres Dios, único Dios en la tierra y en el cielo y no hay nada que te sea oculto. Señor, nuevamente te digo: creo en tí, te amo con todas mis fuerzas porque a pesar de esta prueba, quiero sentir profundamente que nada me separará de tí, por mayor que sea el dolor que tenga que atravesar.

Deseo que esto sea una gracia, confiar en tí siempre, todo lo que me quede de vida, porque he comprobado que me amas, que me has mostrado tu rostro, que has sido complaciente conmigo y que me estás haciendo vivir la experiencia más maravillosa aún en medio de la sequedad, dolor, penas, sufrimiento, soledad y desesperanza: Tú estás conmigo y a mi alrededor. Creo en Tí, porque eres un Padre bueno: por favor, alivia mis angustias, protégeme y asísteme. Por favor Señor, dinos lo que tenemos que hacer, háblanos Señor, susúrranos el camino del consuelo, y que podamos saber cual es tu voluntad en este caso y como debemos pensar y actuar; necesito luz, mucha luz, la de tu Espíritu para sentirme guiado, consolado, protegido, amado y en paz.

Padre envía tu Espíritu, envía la luz poderosa del Espíritu que todo lo cura y lo renueva, porque el Espíritu eres Tú, en el soplo, en la brisa, y es entonces Señor, cuando sabemos que llegará el sosiego. Señor te doy gracias, te alabo profundamente, mi corazón te canta un agradecimiento, mi corazón te dice que cree en tí, que confía en tí, que te busca a tí, que pide tu auxilio, que pide tu espíritu, que pide tu paz. No permitas que nos gobierne la duda y el malestar. Gracias nuevamente, gracias Padre de misericordia, porque ya sabemos que quien clama en angustia tú lo sostienes y lo salvas, lo rescatas y lo liberas porque eres Amor.

Espíritu Santo ven, ven de los cuatro vientos, ven en nuestra defensa, en nuestro auxilio, en nuestra angustia. Ven con tu luz, con tu poderosa luz, con tu amor, con tu presencia que todo lo puede, porque eres Dios uno y trino en quien confiamos y esperamos. Espíritu Santo, eres Dios grande y temible en la brisa, en la sorpresa, en el momento justo, que das vida e iluminas todo. Confiamos en Tí, te procuramos, te deseamos, clamamos por tu presencia y por tu ayuda. Ven a nuestro hogar y despliega tus alas de fortísima luz y sabiduría, que todo lo aclara y lo ordena.

Hacemos esta oración porque nos ponemos en tus poderosas manos, nos ponemos en tu dirección, nos ponemos a tu disposición, nos ponemos confiados en el aleteo de tu brisa de amor y protección. Defiéndenos, ilumínanos, te llamamos con fuerza e insistencia. Danos coraje, fuerza, confianza, alegría para sobrellevar lo que nos toca vivir, pero también danos fe, credulidad, esperanza, confianza en Aquel quien te envía, seguridad y tranquilidad para no caer en el desasosiego ni en el vacío.

Sopla, sopla divino espíritu, sopla Espíritu Santo, sopla tu fuerza, tu luz, tu poder sobre todos nosotros, hoy más que nunca. Te invocamos, te llamamos para que se imponga tu verdad y tu poder. Espíritu Santo, creemos en Ti, en el Dios uno y trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Confiamos en Tí, te alabamos y te damos gracias de todo corazón. Permanece con nosotros.

María, Madre de Dios, Madre poderosa y tierna a la vez, nos ponemos bajo tu manto y amparo. Danos María, las armas de luz y de fe para superar esta situación. Toma todas nuestras debilidades, todos nuestros miedos, toda nuestra extrañeza, toda nuestra flaqueza en estos precisos momentos difíciles de nuestra vida, para seguir adelante, para seguir creyendo, para fortalecer nuestra fe, para dar gracias porque sabemos que Dios está presente, y porque lo ha dispuesto para nuestro bien. Santísima Virgen te amamos, creemos en Tí como la Madre de Dios, Madre de la Iglesia y Madre nuestra. Eres Madre compasiva, tierna, que cuidas de nosotros, que nos acunas en tus maternales brazos y que nos brindas la dulzura de tu amado Hijo, que acude a tu más mínima llamada. María, desciende tu mirada sobre nosotros, permanece siempre en esta casa, da paz y calma a nuestro hogar, llama a los ángeles para que vengan en nuestro auxilio, danos sabiduría e inteligencia para saber lo que debemos aceptar y aprender en este camino de la fe.

Madre, por favor, cuida de nosotros, cuídanos!!!!!! guíanos, sánanos, actúa Madre, ampáranos en todo momento, ahora, hoy y aquí. Muéstranos tu mirada y déjanos que sintamos tu compañía. Te llamamos, clamamos a tí con mucha fuerza y necesidad. Madre creemos en Tí, te buscamos, te imploramos, te suplicamos, porque eres la Mediadora de todas las gracias. Ven, ven a nuestro lado, convive con nosotros y danos tu presencia maternal, tu cercanía, para sentirnos cobijados, amparados, en paz. Gracias María. Te amamos, te amamos de todo corazón, porque siempre estás velando por todos nosotros. María confiamos en Tí y nos ponemos en tus manos siempre y en todo lugar. Por favor, intercede por nosotros para permanecer contigo esperando la misteriosa respuesta del Señor. Amén.

rezarla diariamente al comenzar el día, junto al rezo del Santo Rosario.
El Señor y María se harán visibles con su segura ayuda.
--

23 comentarios:

  1. Gracias, realmente esta oracion me hace sentir muy cerca de Mi Dios y mi Santisima Virgen Maria. Que Dios los Bendiga!

    ResponderEliminar
  2. Hola Querido hermano en Cristo, que el Señor Jesus te bendiga, te colme mas de su Espiritu Santo Y Te llene de dones, y siempre camines con el, y de la mano de su Nuestra Mama Maria! Jesus te bendiga!
    Maria Jose Bordon Mascheroni

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestras palabras. Les expreso mi más sentida gratitud, deseando de corazón que el Señor en su infinita Misericordia los cubra y los guíe con su poderoso Espíritu. Que María los guarde siempre. Saludos muy cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Mi nombre no importa...
    Pero si puedo decir que soy testimonio del Espiritu Santo, pues me acerque al Él y recibi toda su gracia, no se como agradecerle, aunque el agradecimiento creo debe de ser el seguir orando y siendo mejor cada día, no cometiendo ls mismos errores anteriores.
    A grandes rasgos les dire que, despues de haber sido condenado a una sentencia de 13 años, en mi apelacion me Revocaron la Sentencia (Absolutoria), no sabia que hacer, solo recuerdo que dije "Dios mío...! gracias Sr. Gracias Espiritu Santo, pues a Él me habia acercado unos meses antes...
    Tambien, un compañero que tenia una condena de 69 años, 8 meses, no lleva ni 10 años y esta por irse, poco a poco se a ido quitando años de castigo y gracias a que siempre invoco a la ayuda y orientacion del Espiritu Santo, este amigo siempre me decia que le pidiera con fe y que confiara en Él, y veria el gran milagro... y se dio.
    Acerquense al El Espíritu Santo, pidan con fe.

    ResponderEliminar
  5. Mi emocionante gratitud a vuestras palabras en este hermoso testimonio. Sólo puedo desear de corazón que el Espíritu Santo lo siga bendiciendo con toda su fuerza, paz y Misericordia. Gracias nuevamente y le quiero decir que admiro su valentía de cristiano. Ojalá muchos, entre ellos yo, siguiéramos su camino de testimoniar las bondades y gracias del Señor. Que Dios esté en vuestro corazón y a su alrededor, día a día. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus palabras "ggopar".

    Ser testimonio del Espíritu Santo es algo tremendo, pues como les decia despues de mi sentencia (13 años) me absolvieron al año, pero mi amigo Peter, aquien envidio de verdad (es una envidia sana), por la forma en que se expresaba del Espíritu Santo, él me decia mira, cada vez que ores, pidele sabiduria, que te de paz y que lo que vayas a hacer este bien y que te guíe en lo que vayas a hacer, pero ante todo tienes que perdonar de lo contrario núnca saldras de esta prisión. Me platicaba como él a pesar de ser culpable encontró en él Espíritu Santo la paz y tranquilidad que necesitaba, el reconocio su culpa y cada que me platicaba como se lo pidio al Espíritu Santo, lo decia de una manera tan firme, segúra... que ¡Dios mio! se le iluminaba su cara...! una sonrisa de agradecimiento se reflejaba... Me decia que un día despues de pedirle perdon por sus acciones le pidio que le permitiera salir libre, para esto le pidio orientación en lo que hiciera y se puso a estudiar los codigos civiles y penales, y lo sasombroso es que cada vez que iba a redactar algun documento para su tramite se queda quieto... inmobil... y despues de un rato decia, "mi mano se empezaba a mover, escribia y escribia... y los documentos que eran enviados a los juzgados siempre le eran devueltos aceptables y las notificaciones eran favorables...", asi poco a poco se fue quitando delitos y me decia que gracias al Espiritu Santo iba avanzando... eso hacia que me siguiera animando y siempre fui avanzando en mi proceso, siempre favorable y el me decia ¡ya vez, entonces no dudes, no te deprimas... ten la seguridad en Él!, mi amigo Peter despues de la sentencia de 69 años esta por salir, solo esta en espera creo de un amparo... y no lleva ni diez años, pero ya se va. Y él ha cambiado mucho, dejo de ser agresivo, es otra persona y ama a su projimo... Dios lo ilumine y pronto salga.

    ResponderEliminar
  7. Doy gracias a Dios por su valioso testimonio sobre el poder maravilloso del Espíritu Santo. Yo lo que siento es que muchas personas puedan leerlo detenidamente para abrazarse y abandonarse a su acción dulce y poderosa a la vez. El Espíritu Santo está en medio de nosotros y gime con gemidos inefables porque está dentro de nuestro corazón y lo conoce bien. Es nuestra gran protección invisible por es la alabanza, cuando lo invocamos, a un Dios tan grande y misericordioso como Aquel que desea que lo adoremos en Espíritu y en Verdad. Todo es posible para el Espíritu, no hay ataduras para él, porque es el gran legado que Dios nos dejó. DEseo que vuestro amigo pueda recuperar prontamente su libertad y a usted como a él que Dios los bendiga con toda la fuerza, amor y paz de su divino Espíritu. Muchas gracias.

    23 de julio de 2011 15:32

    ResponderEliminar
  8. Firmar como Anónimo es un capricho de Blogger; lo escrito es de ggopar. Disculpe y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  9. Estimado ggopar, serias tan amable en publicar esta oracion?. gracias.

    COMO SE DEBEN PEDIR LAS COSAS QUE SE DESEAN.
    JESUCRISTO. 1. hijo, en cualquier cosa que quisieres di así: Señor, si te agradare, hágase esto así.: (Petición, favor, deseo, etc. )
    Señor, si es honra tuya, hágase esto en tu nombre.
    Señor, si vieres que conviene, y conoces que me será provechoso, concédemelo para que use de ello en tu honor.
    Mas si conocieres que me dañoso, y no me aprovechara de nada para la salvación de mi alma, aparta de mi ese deseo.
    No todo deseo procede del Espíritu Santo, aunque parezca justo y bueno al hombre. Difícil es juzgar si te mueve el espíritu bueno o el malo a desear esto o aquello, o si te mueve tu propia voluntad.
    Muchos que al principio parecían inspirados por buen espíritu, comprenden al fin que se hallan engañados.
    2.- Por eso siempre s debe desear y pedir con temor de Dios y humildad de corazón cualquier cosa que viniere al pensamiento, y sobre todo, debes con resignación encomendarlo todo a Mí diciendo:
    Señor, tu sabes lo que es mejor; haz esto o aquello, según te agradare.
    Da lo que quisieres, cuanto quisieres, y cuando quisieres.
    Haz conmigo como sabes, y como más te agradare y fuere mayor honra tuya.
    Ponme donde quisieres, dispón de mi libremente en todo.
    En tu mano estoy, dispón de mí como te agradare.
    Aquí tienes Señor, a tu siervo dispuesto a todo; porque no deseo, Señor, vivir para mí, sino para ti. ¡Ojala que viva siempre digna y perfectamente! Amen.

    -Thomas de Kempis-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola a Todos.
      Quiero agregar, que es muy importante escribir lo que se desea, despues leerlo cada vez que se pueda e imaginar el resultado.
      Siempre pidiendole al Espiritu Santo todo lo que se desea en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

      Eliminar
  10. Excelente texto de un autor preferido. Ojalá sea de bendición para muchas personas. Que el Señor por medio de su Espíritu derrame sobre usted toda la fuerza de su Misericordia. Gracias por su aporte.

    ResponderEliminar
  11. hola me parecen hermosas las oraciones al espiritu santo que el señor bendiga las personas que estan con el y les siga dando sabiduria para que asi mucha gente se siga hacercando a el

    ResponderEliminar
  12. Mi gratitud a su comentario. Comparto totalmente sus palabras. Que el Espíritu Santo bendiga su vida y le de fueza y esperanza en todo momento.

    ResponderEliminar
  13. Gracias espiritu santo por encontrar esta oracion tan hermosa,te doy gracias por todo lo que me has dado te alabo te bendigo padre mio te amo.Te pido por tu hijo jesucristo y si es tu voluntad que mi esposo regrese a mi lado y cumpla como padre porque tu sabe mejor que yo cuanto lo necesitan sus hijos y yo.

    ResponderEliminar
  14. Que el Señor escuche su ruego y reciba la respuesta que necesite, todo a través de la misericordia de su poderoso Espíritu. Que el Señor la bendiga en plenitud!!!

    ResponderEliminar
  15. Aquí dejo para todos los fieles del Santísimo Espíritu Santo esta bella oración. Hacedla con fe, amor y El os concederá si considera oportuno para vosotros lo que le pedís. Doy gracias al Espíritu Santo por lo que me ha concedido, me concederá y la Paz absoluta que he logrado gracias a El.

    Espiritu santo tu que me aclaras todo, que iluminas todos mis caminos para que yo alcance mi ideal. Tu que me das el don divino de perdonar y de olvidar el mal que me hacen, y que en todos los instantes de mi vida estás conmigo. Yo quiero en este corto diálogo agradecerte por todo y confirmar, que no deseo separarme de ti por mayor que sea la ilusión material. Yo quiero en este corto diálogo agradecerte por todo y confirmar una vez más, que no deseo separarme de ti por mayor que sea la ilusión material. Deseo estar contigo y todos mis seres queridos en la gloria perpetua. gracias por tu misericordia para conmigo y los mios. amen.
    Rezar la oración por tres dias, junto con padrenuestro, avemaría y gloria. Publicar al tercer día.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por compartir tan bella y poderosa oración. Que el Señor le bendiga en abundancia con la fuerza, paz y misericordia de su infinito Espíritu.

    ResponderEliminar
  17. Que bella oración la de esta página. Cada vez que la rezo, encuentro una paz interior increíble, tranquilidad y alivio de mis angustias. Cada vez soy más ferviente devoto del Espíritu Santo, y le rezo con mucha fe, al igual que a la Santísima Providencia. Llevo un mes pidiéndole una cosa que parece bastante imposible de lograr por mi mismo, y muchas veces me asaltan las dudas de si llegará (ya que creo fervientemente que es para mi propio bien y no me apartará del camino). Por eso me gustaría saber, ustedes que son fieles hijos del Santísimo Espíritu Santo, si creen que con fe, admiración y abandono en Él, me lo concederá pronto. No hablo, ni pienso que esto sea el árbol de los deseos que pides uno y te lo da al instante, sino como una búsqueda de algo muy importante para mi que le pido y ruego con Fe y Esperanza. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por sus expresiones tan cálidas. Enseguida que leí su comentario, me vinieron a la mente las palabras de un salmo que no recuerdo su número: " En tu mano están mis tiempos" Yo creo que Dios sabe y percibe lo que es mejor para cada uno de nosotros y El nos pide nuestra oración (pidan y recibirán...) pero los tiempos de recibir son los que Dios nos da en su momento preciso. También recuerdo palabras que me han ayudado mucho: "Los esfuerzos son nuestros, los resultados son de Dios" Estimo que como dice San Pablo, debemos orar sin cesar, con mucha perseverancia y en súplica ferviente al Espíritu Santo, porque segura es su Misericordia y la respuesta que esperemos, mediante signos, será la más beneficiosa y la recibiremos en el momento oportuno.
    Que el Señor de la paz y la esperanza le colme de muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  19. Amen,esta oracion me anima.

    ResponderEliminar
  20. Y pueda el Señor enviarte toda la fuerza y luz de su Espíritu.

    ResponderEliminar
  21. el verdadero amor,es aquel que esta lleno de razon justicia y verdad es inquebrantable,sufrido,agnegado.misericordioso nos ayuda cuando lo pedimos,su respuesta es imnediata.quita dolor,angustia,desesperacion,duda.nos da a cambio misericordia,perdon,gracia y el saber que el vive en nosotros es indescriptible manifestar lo que se siente´.se los dice alguien que era un gramo mas de polvo en el mundo,pero un dia el convirtio ese polvo en un arco iris de esperanza para mi y mis generaciones.AMALO RESPETALO SE SUMISO ANTE EL veras como su espiritu vivira en ti ANGEL UNG

    ResponderEliminar
  22. Gracias por compartir tan profundo testimonio. Que el Señor te envie la muchedumbre de sus misericordias. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar