Si estás pasando por alguna dificultad, reza diariamente una oración al Espíritu Santo, que será para tí, luz, fuego, brisa, según la ocasión.

"Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores, adorarán al Padre en Espíritu y en Verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu y los que le adoran, en Espíritu y en Verdad es necesario que adoren." (Jn. 4.23-24)

domingo, 7 de junio de 2009

Oscuridad





Mateo 4:16 El pueblo postrado en tinieblas acaba de ver una luz grande; sobre los habitantes de la mortal oscuridad la luz amaneció.

Mateo 6:22 Tu ojo es una lámpara. Si tu ojo es limpio, toda tu persona aprovecha la luz. Pero si es borroso, toda tu persona estará en la confusión.

Mateo 6:23 Si lo que había de luz en tí se volvió confusión ¡como serán tus tinieblas!

Mateo 24:29 Porque, después de esos días de angustia, el sol se oscurecerá, la luna perderá su brillo, caerán las estrellas del cielo y el universo entero se conmoverá.


Lucas 1:79 Para alumbrar a aquellos que se encuentran entre tinieblas y sombras de muerte y para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

Lucas 22:53 Yo estaba día a día con ustedes en el Templo y no me detuvieron. Pero ahora que dominan las tinieblas, les toca su turno.

Lucas 23:44 Como al mediodía, se ocultó el sol y todo el país quedó en tinieblas hasta las tres de la tarde. En ese momento la cortina del Templo se rasgó por la mitad y Jesús gritó muy fuerte: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu, y al decir estas palabras, expiró.

Juan 8:12 Jesús les habló de nuevo y dijo: Yo Soy la Luz del mundo. El que me sigue no caminará en tinieblas, sino que tendrá luz y vida.

Juan 11:9 Jesús le contestó: ¿No debo caminar las doce horas del día? No habrá tropiezo para quien camina de día y se guía por la luz del mundo. Pero tropezará el que camina en la noche, siendo hombre que no tiene luz adentro.

Hechos 26:18 Tú les abrirás los ojos, a fin de que se conviertan de las tinieblas a la luz, y del poder de Satanás a Dios; y, por la fe en mí, alcanzarán el perdón de los pecados y la herencia de los santos.

Romanos 1:21 De modo que no tienen disculpa, porque conocían a Dios y no lo han glorificado como le corresponde, ni le han dado gracias. Al contrario, se perdieron en sus razonamientos y su corazón extraviado se encegueció más todavía.

Romanos 13:12 La noche va muy avanzada y está cerca el día. Dejemos, pues, las obras propias de la oscuridad y tomemos las armas de la luz.

1Corintios 4:5 Por lo tanto, no juzguen antes de tiempo, hasta que venga el Señor. El sacará a la luz lo que se disimuló en las tinieblas y pondrá a las claras las intenciones secretas. Entonces cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponde.

Efesios 5:8 En otro tiempo ustedes eran tinieblas, pero en el presente son luz en el Señor. Pórtense como hijos de la luz.

Efesios 6:12 Porque nuestra lucha no es contra fuerzas humanas, sino contra los Gobernantes y Autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas oscuras. Nos enfrentamos con los espíritus y las fuerzas sobrenaturales del mal.

Colosenses 1:13 Nos arrancó del poder de las tinieblas y nos trasladó al Reino de su Hijo amado.

1Tesalonicenses 5:4 Pero ustedes, hermanos, no andan en tinieblas, de modo que ese día no los sorprenderá como hace el ladrón.

1Tesalonicenses 5:5 Todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día: no somos de la noche ni de las tinieblas.

Hebreos 12:18 No es de la tierra el Cerro al que se acercaron ustedes. Ahí no hay fuego ardiente, oscuridad, tinieblas y tempestad.

1Pedro 2:9 Ustedes, al contrario, son una raza elegida, un reino de sacerdotes, una nación consagrada, un pueblo que Dios eligió para que fuera suyo y proclamara sus maravillas. Ustedes estaban en las tinieblas y los llamó Dios a su luz admirable.

1Juan 1:5 Nosotros oímos, de él mismo su mensaje y se lo anunciamos a ustedes: Que Dios es luz y que en él no hay tinieblas.

1Juan 1:6 Si decimos que estamos en comunión con él mientras andamos en tinieblas, somos unos mentirosos y no andamos conforme a la Verdad.

1Juan 2:8 Y, sin embargo, se lo doy como mandamiento nuevo porque fue realmente novedad en Jesucristo y tiene que serlo también en ustedes, porque las tinieblas se van apartando y ya brilla la luz verdadera.

1Juan 2:9 Si alguien pretende estar en la luz y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.

1Juan 2:11 En cambio quien odia a su hermano está en las tinieblas y anda en tinieblas sin saber a dónde va, pues las tinieblas lo han cegado.

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario