Si estás pasando por alguna dificultad, reza diariamente una oración al Espíritu Santo, que será para tí, luz, fuego, brisa, según la ocasión.

"Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores, adorarán al Padre en Espíritu y en Verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu y los que le adoran, en Espíritu y en Verdad es necesario que adoren." (Jn. 4.23-24)

domingo, 7 de junio de 2009

Humildad

Mateo 5:3 Felices los que tienen espíritu de pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Mateo 18:3 Les aseguro que si no cambian y vuelven a ser como niños, no podrán entrar al Reino de los Cielos.

Mateo 18:4 El que se hace pequeño como este niño, ése es el más grande en el Reino de los Cielos, y el que recibe en mi Nombre a un niño como éste, a mí me recibe.

Mateo 23:11 Que el más grande de ustedes se haga servidor de los demás. Porque el que se hace grande será rebajado y el que se humilla será engrandecido.

Lucas 10:21 En ese mismo momento, Jesús movido por el Espíritu Santo, se estremeció de alegría y dijo: Yo te bendigo Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y se las has mostrado a los pequeños. Sí, Padre, así te pareció bien.

Lucas 14:10 Al contrario, cuando te inviten, ponte en el último lugar, y cuando llegue el que te invitó, te dirá: Amigo, acércate más. Y será un honor para tí en presencia de todos los que estén contigo a la mesa.

Lucas 17:10 Esto vale para ustedes: Cuando hayan hecho todo lo que les ha sido mandado, digan: Somos servidores que no hacíamos falta; sólo hicimos lo que debíamos hacer.

Lucas 18:13 El publicano, en cambio, se quedaba atrás y no se atrevía a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios mío, ten piedad de mí que soy un pecador.

Lucas 22:27 Pues ¿quién es más importante, el que está sentado a la mesa o el que sirve? El que está sentado ¿no es cierto? Sin embargo, estoy entre ustedes como el que sirve.

Juan 13:14 Si yo, siendo el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros.

Romanos 11:20 Muy bien. Fueron cortadas porque no creyeron y tú te sostienes sólo por la fe. Pero no te creas tanto, sino que más bien ten cuidado.

Romanos 12:3 La gracia que Dios me ha dado me autoriza para decirles a todos y a cada uno de ustedes que no se estimen demasiado a sí mismos, sino dentro de lo prudente y cada cual sea consciente del lugar que Dios le ha señalado.

Romanos 12:16 Vivan en armonía unos con otros. No busquen las grandezas, sino que vayan a lo humilde. No se tomen por unos sabios.

1Corintios 3:18 Que nadie se engañe. Si entre ustedes alguno pasa por sabio, hágase el que no sabe, y llegará a ser verdadero sabio.

1Corintios 10:12 Así pues, el que cree estar firme tenga cuidado de no caer.

1Corintios 13:4 El amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante.

2Corintios 12:10 Por eso me alegro cuando me tocan enfermedades, humillaciones, necesidades, persecuciones y angustias: ¡todo por Cristo! Cuando me siento débil, entonces soy fuerte.

Gálatas 5:26 No busquemos la vanagloria: que no haya entre nosotros provocaciones ni rivalidades.

Efesios 5:21 Sométanse unos a otros por consideración a Cristo.

Filipenses 2:7 Tomando la condición de servidor, y llegó a ser semejante a los hombres. Mas aun, al verlo, se comprobó que era hombre. Se humilló y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz.

Santiago 3:1 Hermanos, que no sean muchos los maestros entre ustedes; sepan que los maestros seremos juzgados con más severidad, y no olviden que, como todos, cometemos errores.

Santiago 4:6 Y añade la Escritura: Dios resiste a los orgullosos y concede sus favores a los humildes.

1Pedro 5:6 Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los levante a su tiempo. Depositen en él todas sus preocupaciones, pues él cuida de ustedes.

--


No hay comentarios:

Publicar un comentario